Archivo mensual: marzo 2012

Leyes Sociales, Intenciones Ocultas y Demás

Desde hace bastante tiempo venimos oyendo con la mayor de las intenciones que, todo lo relacionado con los trabajadores y la clase trabajadora es; viejo, obsoleto, caduco y es volver al siglo XIX. Y es cuando menos sorprendente que los que lo dicen, oculten la antiguedad del capitalismo y su evolución al imperialismo, y además, que partidos políticos y sindicatos son posteriores al nacimiento del capitalismo, o mejor dicho, nacen como arma para la lucha de clase.

Con el estudio de las leyes sociales, se adelantaba los acontecimientos venideros, que ni más ni menos es el fruto de la propia evolución capitalista hasta su desaparición como clase. Con esta crisis económica, que trae en jaque a todos los gobiernos del mundo capitalista occidental y no le ven salida y tampoco quieren darla, a pasos agigantados se está viendo el derrumbe del sistema. Miren lo que se leia en la década de los sesenta, y juzguen ustedes…

(Los obreros de numerosos países han tenido la posibilidad de lograr cierto mejoramiento de su situación y han aprovechado dicha posibilidad. Es evidente que este hecho no puede refutar en lo más mínimo el marxismo. Unicamente los falsificadores son capaces de afirmar que, con arreglo a la teoría de Marx, el nivel de vida de los obreros de todos los países capitalistas debe ser ahora inferior que, supongamos, a proncipios del siglo XX.

Muchos de los hechos a los que hacen referencia complacidos los malhadados refutadores del marxismo se deben a que la tendencia del empeoramiento de la situación de la clase obrera depende de la coyuntura económica general. es lógico que en los periodos de auge ciclico los obreros viven mejor que en los periodos de crisis. Esto se debe tener en cuenta al comparar la situación de los trabajadores durante la crisis de los años del 30 con la situación en los periodos de elevada coyuntura de los años del 50 de nuestro siglo.

En su afán de embellecer el capitalismo, los economistas burgueses y socialistas de derecha han expuesto numerosas “teorías” en las que tratan de refutar la doctrina marxista de la depauperación relativa y absoluta de las masas trabajadoras bajo el capitalismo. En los últimos años han empezado a progonar con particular empeño en el mundo capitalista “teorías” del “capitalismo Popular”, “el Estado del bienestar”, “la paz entre las clases”, etc. bajo el capitalismo.

Los autores de estas “teorías” afirman que el capitalismo de hoy día ya no es el de antaño, que se ha hecho humano, progresista, democrático, y que responde a los intereses de toda la sociedad.

El objetivo de todas estas “teorías” consiste en apartar a los obreros de la lucha de clases, en convencerles de que es inútil y perjudicial. Sin embargo, la acción de las leyes económicas del capitalismo y, en particular, la de la ley general de la acumulación capitalista trae como consecuencia el aumento constante de la riqueza en un polo y de la miseria y el hambre en el otro, lo que provoca la agudización de la lucha de clase.)

Arena dice: si pacta PSOE e IU en Andalucía; es volver al siglo XIX.

Gunido dice: la huelga general es volver al pasado.

Esperanza Aguirre dice: estos sindicatos caerán como cayó el muro de Berlin.

Con estas políticas si que volvemos a tiempos pasados y superados.

31 de marzo 2.012

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Política

25M Elecciones en Andalucía

En más de una ocasión, yo diria que en bastante, he escrito y comentado que las masas superan con creces a gobernantes y dirigentes políticos, cuando estos, en sus acomodaticios cargos, hacen oidos sordos ante los clamores y demandas populares por sus desacuerdos con las polítucas efectuadas y por la cual no fueron mandatados.

Andalucía, una vez más y a través de elecciones democráticas a rechazado las políticas de derecha, o lo que es lo mismo; Andalucía es de izquierda. El Partido Socialista, en su deriva socialdemocrata ha ido permitiendo el anidamiento en sus filas a personajes que han iso minando la honestidad de este partido hasta llevarlo a las cotas más baja de su credibilidad.

En las elecciones andaluzas del 25 de Marzo de 2.012, el pueblo, las masas, no solo le han dicho al Partido Socialista; ¡¡cuidado!! ¡¡enmendarse!!, que habeís puesto en peligro con las políticas socialdemocrata, que no difieren mucho de las neoliberales de la derecha, nuestros derechos sociales conquistados con tanto esfuerzos y sufrimientos y el electorado se ha inclinado hacía posiciones más a la izquierda, de hecho, los votos y parlamentarios perdidos, han ido a IU, lo que demuestra el hartazgo de las masas y el pueblo trabajador.

Esperemos que este resultado electoral sirva para reconducir las políticas. Los mercados y los capitalistas ya tienen quien los defiendan, que nos nos pidan al pueblo que también defienda a su enemigo natural.

Dejemonos de experimentos y los que sean aficionados a ellos que lo hagan con gaseosa, de lo contrario lo mismo que el pueblo ha parado a la derecha en estas elecciones y mostrado su rechazo, igualmente, este mismo pueblo abandonará a los dirigentes,  los superará y pasará por encima de ellos.

Los ciudadanos pasan de encuestas interesasdas y analistas políticos de tres al cuarto.

27 de Marzo de 2.012

Deja un comentario

Archivado bajo Elecciones

Entre el Deseo y la Realidad

El deseo del hombre siempre ha sido mejorar su condición de vida, su existencia y perpetuarse, pero hasta que no se unió a otro hombre y a otros muchos más, no logró avanzar y ver que con la unión sus vidas mejoraba.

Esta unión, también nos trajo otra realidad; la ambición, la avaricia y la maldad. No es verdad como dice la iglesia que dios le dio a un hombre unas monedas y a otro la misma cantidad, y uno la dilapidó y el otro las guardo; uno quedó pobre y el otro rico. Mentira. El hombre se hizo rico porque expolió lo poco que tenía el otro, lo esclavizó y lo explotó, quedandose con toda la plusvalía que generaba su trabajo.

Entrevista publicada en Diario de Cadiz el 21 de Abril de 2.006 a Teodulfo Lagunero, Catedrático de Derecho y Empresario Comunista.

“Soy comunista de corazón y razón, el dinero es accidental”

Teodulfo Lagunero es lo que se llama un personaje histórico. Millonario de los de verdad, daba buena parte de sus beneficios a los comunistas españoles, dentro y fuera del país y en plena dictadura. El trajo personalmente en su coche a Santiago Carrillo en su regreso clandestino a España. Pero buena parte de sus vida, ocho años, los pasó en Cádiz, donde dió clases de Derecho Mercantil en la Escuela de Comercio. Después se hizo rico con negocios inmobiliarios. Ayer presentó en la Tacita su libro Una vida entre poetas, en el que cuenta su amistad, y en algunos casos ayuda económica, con Rafael Alberti, Miguel ängel Asturias, Pablo Neruda y Antonio Gala, entre otros. Laguna confiesa con emoción “la ilusión que significa para mí presentar este libro en Cádiz. Yo siempre he dicho que los mejores años de mi vida han sido los doce o catorce que dediqué a luchar con los comunistas contra Franco, pero tengo que añadir a esos ocho años que viví en Cádiz de catedrático y de abogado. Y que me haya invirado el Ateneo, del que formé parte, y que lo haya hecho Ignacio Moreno, hijo del que fuera gran amigo mío, me llena de satisfacción.

-¿Como se lleva lo de ser millonario y comunista?

-Esa pregunta me la han hecho cientos de veces. Yo siempre contesto diciendo que es más difícil ser cristiano y millonario. Los obreros, los explotados son comunistas porque creen que van a mejorar su nivel de vida, pero también se es comunista, o se era (porque el comunismo fracasó) porque hay cosas en el mundo insoportables. Los comunistas decíamos que el mundo no hay que interpretarlo sino cambiarlo. Y sigo pensándolo. El tener dinero es una cosa accidental. He fregado suelos, he pasado hambre, he estado con 17 años en la cárcel; he visto a toda mi familia en la cárcel. He sufrido toda la represión del franquismo. Por una serie de vicisitudes, he ganado dinero y he hecho lo mínimo que creía que debía hacer, que ponerlo al servicio de mis ideales.

-¿Y no es una contradicción?

Toda mi vida es una contradicción. Una vez me dijo Pasionaria, cuando le expuse mis contradicciones, que yo y toda mi familia éramos comunistas y habíamos sido comunistas, pero que yo tenía una posición desahogada y que estaba dispuesto a ayudar al partido como lo ayudé. ¿Y sabe usted lo que me contestó? Teodulfo, tú lo que tiene que hacer es lo que dicte tu conciencia, ser consecuente, lo otro no tiene importancia. Hay que ser consecuente. Por eso para mí, un trabajador que es de derecha es que es tonto.

Dígame el secreto para hacerse rico, honradamente, en una dictadura.

En poco tiempo, honradamente no se puede hacer. Yo no lo he conseguido en poco tiempo, y tampoco digo que lo haya hecho honradamente del todo, fíjese lo que le digo. Porque, todos los que hemos tenido grandes negocios o empresas siempre hemos bordeado la ley, vamos a decir las cosas claras. Por motivos fiscales, laborales, urbanisticos o de cualquier otra índole. No creo que se pueda hacer una fortuna honradamente.

-Pues se están haciendo muchas.

Sí, ahora hay unas acumulaciones de capital increibles. Pero claro que no son honradas. Mire, le voy a contar una cosa. Cuando vino la democracia, a la que contribuí con lo que pude, Santiago Carrillo, que sabía de mi gran afición por la política, me ofreció presentarme a diputado por el Partido Comunista, y además me aseguraba que iba a salir. Le aseguro que para mí, que había luchado siempre contra la dictadura, ser diputado en las primeras elecciones democráticas  hubiera sido la mayor ilusión de mí vida, pero le dije; sintiéndolo, no puedo ser diputado, por dos motivos. Primero, porque no creo que una persona con fincas y un coche con chófer, sea el más idóneo para representar al Partido Comunista. Y segundo, porque ha habído tal corrupción en el franquismo, que ahora debe desaparecer esa corrupción, los políticos deben tener una limpieza de cristal y te aseguro que los que hemos hecho negocios no tenemos el techo de cristal.

-Se perdió usted la oportunidad de ser compañero en las Cortes de Rafael Alberti, que fue su amigo.

La perdí, sí. Y con La Pasionaria. Lo que hubiese sido para mí ser diputado con Rafael, La Pasionaria, Santiago y tantos otros compañeros… Mire, yo tengo un fervor casi religioso a lo que era el Partido Comunista (aquí el periodista cree percibir un brillo húmedo en los ojos del catedrático), que luchó heroicamente en la guerra y luego contra el franquismo. Miles de comunistas dieron su vida por lo que creyeron que era una causa justa, la libertad y el socialismo.

-Usted financió en aquella época al Partido Comunista por sentimiento…

Y por obligación, yo lo sentía como una obligación.

-…en el mundo actual ¿que causa haría que usted pusiese tanto dinero?

Le acabo de decir que el mundo está terroríficamente mal. Hay millones de causas por las que se podría dar dinero. Yo hago lo que puedo, sigo dando dinero para muchas cosas pero no voy a decirlas porque sería deshonesto.

-Sin embargo, a los intelectuales de ahora parece darles miedo decir su adscripción política.

Bueno, unos sí y otros no. Yo creo que si no se compromete no es intelectual. Comprometido con su pueblo, con la humanidad, con la tierra. Si no ¿que es un intelectual? Yo no creo en el arte por el arte, ni la cultura por la cultura; están para algo. Los intelectuales deben estar comprometidos, con lo que cada uno crea deba compromoterse.

Dejo al lector que saque sus propias conclusiones. 20 de Marzo de 2012

2 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

El Debate Escrito

Estoy recibiendo correos con seudonimos donde algunos exponen sus puntos de vista y muestran su desacuerdo con lo que escribo. Y otros, sin estar de acuerdo conmigo dicen que tengo que ser más explicito.

Sobre todo se refieren a que solo plasmo cuestiones del pasado y lo que pongo del presente, solo son criticas a la izquierda. Quiero creer que estas manifestaciones, que no criticas , es el producto de la manipulación del “adversario” que contra menos se sepamos del pasado menos posibilidades tenemos para analizar el presente y poder afrontar el futuro.

A la izquierda, la critica y la autocritica, es lo que le hace corregir los errores y avanzar, así que no debemos ver la critica como algo destructivo, lo verdaderamente destructivo es obviar las experiencias por nuevos experimentos, que aunque necesario, si no sirven hay que rechazarlos y no tapar los fracasos con frases grandilocuentes.

Si es cierto que, en el conjunto de la sociedad, la juventud es la que empuja y hace que se mueva la misma, pero la juventud por su propia juventud, no tiene una base expirimental para que por si sola afronte los problemas. Pero si sabe conjugar la experiencia con su empuje, la sociedad avanza.

Hoy, intencionadamente, se oye decir que lo que ocurrio ayer está obsoleto, viejo. Los sindicatos están viejos, los partidos están viejos, la lucha de clase está vieja, etc, etc. Pero sin embargo, el capitalismo que es mucho más anterior que los sindicatos y partidos y no está viejo. El capitalismo está dando los últimos estertores y están utilizando todos los medios a su alcance, para desvirtuar todas las luchas de la clase trabajadora para seguir perpetuandose, pero afortunadamente, la memoria histórica de los pueblos no se olvida, y deberiamos pensar, que mientra haya injusticias habrá quien luche contra ellas.

Por eso les digo a mis amigos, que relean y abran debates.

19 de marzo 2012

1 comentario

Archivado bajo Uncategorized

Los andaluces y sus elecciones

Quedan pocos días para saber quien gobernará Andalucía; si el PSOE o Arena y el PP.

Sabemos que el gobierno actual ha cometido errores, grandes errores y muy tibiamente defienden los postulados de los trabajadores. Podían haberlo hecho mejor,

En cambio la derecha representada por Rajoy y Arena ni ayudaron a los gobiernos socialistas y ocultaron sus intenciones, ¡NOS ENGAÑARON! y siguen con el engaño. Los presupuestos generales del estado no lo sacan hasta después de las elecciones andaluzas. ¿Que tienen oculto?: DOS PRESUPUESTOS. Uno si ganan y otro si pierden. Si ganan que nos cojan confesado, y si pierde, desde Andalucía podemos dar la batalla para que no se desmanden. Se creen sus propias mentiras y acusan a los demás de mentir.

La única alternativa que tenemos los andaluces es; votar a los partidos progresistas para frenar a la derecha y después exigirles  a estos progresistas que REGENEREN la política. Que esten los que tienen que estar.

¡¡¡ TODOS A VOTAR LAS CANDIDATURAS PROGRESISTAS !!!

18  de Marzo 2012 

 

Deja un comentario

Archivado bajo Elecciones

Ahora Andalucía. Y lo que puede llegar

El 25 de Marzo se decide quien gobernara nuestra tierra durante los próximos 4 años.

Antes, quiero dejar un comentario sobre el debate que mantuvieron el consejero Recio y Sánchez Gordillo.

Hay que destacar que el señorito Arenas, al margen de las bravatas aducidas para no participar en el mismo, escurrió el bulto y cobardemente hizo mutis por el foro.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Releyendo a los Clasicos

Hoy más que nunca, es necesario volver a los orígenes para entender que es lo que está ocurriendo y las posibles soluciones que hay. Dejándonos de eufemismos, de medias verdades y muchos mentiras, la vida política y económica es un ciclo que se repite cada tiempo y siempre con los mismos protagonistas; EL CAPITALISMO DEPREDADOR Y SIN ENTRAÑAS Y MILLONES Y MILLONES DE PERSONAS SIN TRABAJO Y CONDENADA AL HAMBRE Y A LA MISERIA.

El ciclo capitalista y sus fases

Las crisis de superproducción se repiten cada 8-12 años. Así lo atestigua toda la historia del desarrollo del capitalismo. La primera crisis industrial tuvo lugar en Inglaterra en 1.825. La crisis de 1.847-1.848, que abarcó a los EE.UU. y a varios países de Europa, fue la primera crisis económica mundial. La más profunda de las crisis del siglo XIX fue la de 1.873, que marcó el comienzo del tránsito del capitalismo premonopolista al monopolista es decir, al imperialismo. La más grave del siglo XX fue la de 1.929-1.933. Despúes de la segunda guerra mundial, las crisis han afectado proncipalmente a los EE.UU., habiéndose registrado en 1.948.1.949 y en 1.953-1.954. En 1.957 comenzó en los EE.UU. una nueva crisis, que se manistefó en mayor o menor medida en otros países capitalistas.

El periodo que media entre el principio de una crisis y el comienzo de la otra se denomina ciclo y consta de cuatro fases: crisis, depresión reanimación y auge.

La crisis es la fase fundamental del ciclo y se distingue, ante todo, por la superproducción de mercancías, el brusco descenso de los precios, la abundancia de quiebras, la acentuada disminución de la producción, el incremento del paro forzoso, la rebaja de los salarios, la destrucción de mercancías, instalaciones y empresas y la reducción del comercio interior  y exterior. En esta fase del ciclo, la contradicción entre el incremento de la posibilidades de producción y la reducción relativa de la demanda solvente se manifiesta en formas violentas y destructivas. El elevado nivel de desarrollo de las fuerzas productivas choca con el estrecho marco de la relaciones de producción capitalistas, que se han convertido en trabas y frenan el desarrollo de las fuerzas productivas.

Solo mediante la ruina y el hundimiento de multitud de empresas, mediante la destrucción de una parte de las fuerzas productivas, se reducen violentamente las proporciones de la producción durante la crisis hasta llegar al nivel de demanda solvente que existe en la sociedad. Comienza entonces el tránsito de la crisis a la fase siguiente del ciclo: la depresión.

La depresión es la segunda fase del ciclo. La caracterizan el cese del desarrollo de la crisis, aunque se mantienen el estancamiento de la producción industrial, los bajos precios de las mercancías, la languidez del comercio y la baja cuota de mercancías. El desempleo y los salarios se hallan al mismo nivel que durante la crisis. Las reservas de mercancías acumuladas se destruyen parcialmente, y en parte se venden a bajo precio. La depresión dura a veces años enteros.

La producción capitalista permanece en la fase de depresión hasta que la competencia y la lucha por los mercados de venta y por las fuentes de materias primas incitan a los capitalistas a reequipar las empresas y renovar el capital fijo. Los capitalistas recurren a toda clase de perfeccionamientos para abaratar la producción y hacer que sea rentable, incluso con los bajos precios fijados a consecuencia de la crisis. Surge la demanda de equipos y se crean estimulos para ampliar la producción. Así, poco a poco, se sientan las premisas para el tránsito a la nueva fase del ciclo: a la reanimación. La reanimación es la fase del ciclo durante la cual las empresas que han logrado mantenerse en pie después de la crisis continúan renovando su capital fijo y proceden paulatinamente al ensanchamiento de la producción. Por el volumen, por la cantidad de mercancías fabricadas, la producción se aproxima al nivel de vísperas de la crisis, y luego lo rebasa. Prospera el comercio, suben los precios de las mercancías, crecen las ganancias y disminuye poco a poco el paro forzoso.

 La producción sobrepasa el punto más alto logrado antes de la crisis, lo que marca el tránsito a la fase siguiente del ciclo: el auge.

El auge es la última fase del ciclo. En ella se manifiesta plenamente la tendencia al incremento ilimitado de la producción. Los capitalistas, movidos por el afán de adelantarse los unos a los otos, vuelven a ampliar sus empresas, emprenden nuevas obras y lanzan al mercado cantidades cada vez mayores de mercancías.

El crecimiento impetuoso de la producción va anticipándose más y más a la elevación de la demanda solvente. Aumenta la superproducción, latente hasta cierto momento, y los excedentes de mercancías se acumulan en cantidad creciente. La economía capitalista avanza vertiginosamente al encuentro de una nueva crisis.

En esta etapa superior del auge se descubre de súbito que el mercado está abarrotado de mercancías que no encuentran demanda solvente, se produce la caída de los precios y sobreviene la crisis. Luego vuelve a repetirse todo el ciclo.

 Todo ello demuestra que el desarrollo de la producción capitalista no transcurre de un modo uniforme, sino a través de bruscas oscilaciones y altibajos.

Esta forma ciclica del desarrollo de la producción capitalista es el resultado y prueba elocuente de la contradicción cada vez más aguda entre las fuerzas productivas y las relaciones de producción, poniendo de manifiesto que el capitalismo traba su propio desarrollo y avanza hacía su hundimiento.

Hoy vemos, que las pequeñas y medianas empresas, no puede competir con los monopolios. 

¿Cuantos pequeños y medianos comercios han caido por las instalaciones de los Carrefu y los Hipercort?

Aquellos, junto a los trabajadores, son los paganos de todas las crisis.

Marzo, 10-2.012

Deja un comentario

Archivado bajo Política