Archivo diario: 25/06/2012

El Perdón…

La vida de una persona es única e irrepetible. Nadie debe matar a nadie. Nadie debe atribuirse el derecho de matar, pero a sí y todo se sigue matando y seguirá matando mientras el odio y la intolerancia anide en los seres humanos.

Con la política de reinserción penitenciaria que, permite que los familiares de las victimas de ETA se pueden ver con los ejecutores de sus asesinados, en estos días se ha entrevistado Consuelo Ordoñez hermana del concejal del PP en San Sebastían; Gregorio Ordoñez con el asesino de este, y oyendo parte de su declaración y aunque entendiendo su dolor y su odio también, se vino a mi mente lo siguiente: No se si esta señora es católica, pero si lo es, le recuerdo que su iglesia tiene leyes y en su quinto mandamiento dice; ¡¡¡NO MATARÁS!!!, y en otro lugar de esas leyes dice; ¡¡¡PERDONARÁS A TUS ENEMIGOS!!!. No se que contempla la jerarquía de la iglesia cuando uno de sus fieles incumple los mandamientos. Como digo, comprendo a esta señora, ¿Pero esta señora entiende a los demás?

En el caso de los familiares del asesino, asesinado por ETA; MELITON MANZANA, ¿Quien tiene que pedir perdón?. Este angelito torturó, mató, secuestró a democrátas, políticos, sindicalistas, progresistas y a antifranquistas. ¿ Cuando la brigada político-social, la guardia civil y falangistas han pedido perdón por sus asesinatos?. Sin embargo, los familiares y los propios represaliados si hemos perdonado y muchisimos sin necesidad de ser católicos.

En mi itinerario carcelario, tuve la oportunidad de conocer a varios miembros de ETA, de aquella ETA, no de la actual y manteníamos discusiones porque no estabamos de acuerdo con los métodos que utilizaban, lo único que nos unía es que éramos presos de Franco, nada más.

Señora Ordoñez, antes que usted, otros también padecerieron dolor. Mi tio fue asesinado, mi padre encarcelado, he visto morir a mi abuela y sus últimas palabras fueron para estos hijos . Mi familia fue perseguida y repudiada por el nefasto regimen, mi hermano fue encarcelado, yo fui detenido cinco veces, torturado hasta el límite, y cumplí tres años de carcel. Perdoné y perdonamos, lo que no es conveniente es olvidar, no se puede olvidar.

Reflexione, reflexione usted y todos los familiares de las victimas; no olvide y perdone y no odie, porque con odio no se puede vivir.

25 de junio 2.012

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo ciudadano activo