Archivo diario: 18/04/2011

El triángulo de la corrupción

Mucho se habla de la corrupción y muy poco de los corruptores, y se pasa de puntilla a los que tienen que poner remedio a esta lacra social y política.

Los corruptores en su ambición de aumentar sus beneficios, no se paran ante nadie ni ante nada para conseguir sus propósitos ilícitos. Estudian la psicología del corrupto en potencia e inician el cerco; Primero lo adula, lo invita a comer en buen restaurante y se lo lleva de copas. Con el pretexto de cualquier feria de muestra o de otro tipo, lo invita a un viaje y los hospeda en los mejores hoteles, donde el cerco cada vez es más cerrado y empieza la oferta. Si el corrupto en potencia se muestra reacio, le ofrecen lo mismo pero con acompañante incluido, y ya deja de ser en potencia.

El corrupto, persona con muy poca formación social y política que su ambición lo lleva a cometer los actos más deleznables, caen en estas redes que cada vez están mejor tejidas y conectadas en las altas esferas, y al mismo tiempo se cubren entre ellos. O cuando se dice: Yo me meto a político para enriquecerme, y además no tiene pudor en decirlo en público.

No consigo entender, que algunos jueces vean de distinta manera un mismo delito y tarden tanto en celebrar los juicios. No lo entiendo. Algo falla en esta sociedad que habrá que corregir.

Ante las posturas de corrupciones y la lentitud de la justicia, que hace el ciudadano: deja de creer en la justicia, repudia a los políticos y además, en general y manifiestan su repudio en la abstención.

A lo mejor una buena medida para acabar con esta lacra es cambiar el color del dinero cada cuatro años, así tendrían que aflorarlos y se vería a los que se enriquecen indebidamente.

Y no como hasta ahora, unos cuantos añítos de cárcel y además tenemos que alimentarlos y cuidarlos. No. En la cárcel hasta que devuelvan el dinero. Con estas medidas se lo pensarían.

18 de abril de 2.011

Deja un comentario

Archivado bajo Política, Sociedad