Archivo diario: 26/03/2011

Origen del cante (II)

En estas condiciones, el pueblo andalusí mezclado con otras culturas, tuvo que aprender a convivir con el invasor y a desarrollar un lenguaje lleno de picaresca y matices no entendible por éstos. Este pueblo, acostumbrado a la vida en libertad y abierto a todas las culturas, tiene que soportar todas las vejaciones a las que fue sometido. Por eso cuando los franceses invaden España en connivencia con la realeza y señoríos, consiguen establecerse en toda la península menos en el Sur. Y es que este pueblo Andaluz recordaba otra invasión y no toleró a la francesa.

Los castellanos, tratan por todos los medios imponer sus costumbres y su cultura, pretenden erradicar sin éxito la lengua Árabe-Andalusí. Obligan a la población a la reconversión  cristiana, so pena de expulsión del Al-Andalus.

En cuanto a la lengua, no consiguen introducir el castellano totalmente en el territorio. Es más, los andalusíes conectan mejor e introducen en su léxico o lengua D`Alyamia palabras del árabe, sefardí y caló.  Si embargo este viejo pueblo, ávido de aprender de otros pueblos, recoge lo que considera más importante de otras culturas, las expresiones culturales las adaptan y transforman y nace una nueva forma expresiva: el cante flamenco.

Ante la imposibilidad de denunciar en publico o por escrito las vejaciones a las que son sometidos, crean una forma pícara de denuncias que los preserven del castigo, y al mismo tiempo dejar testimonio de su rechazo y odio hacía quien los oprime. Aquí en Andalucía a diferencia del resto de España, a las canciones les llamamos cante grande. Yo lo llamaría cante espiritual de denuncias, que coincide en el tiempo con el canto espiritual de los esclavos de Norte-América. Con la diferencia de que éstos siguen un mismo ritmo y una misma métrica, en cambio en nosotros el ritmo es más amplio, rico y con más contenido expresivo. Esta definición habrá que buscarla en el origen del medio donde se desarrollan sus actividades. Mientras el esclavo negro lo utilizaban en las tareas agrícolas, el pueblo Andalusí estaba en todos los sectores productivos; en las minas, las salinas, el campo y todos los trabajos más penosos que rechazaban los señores gentiles.

En la geografía del cante, algunos estudiosos la describen y lo hacen en función a unos criterio oídos, poco pensados y muy pocos analizados. Hablan de triángulos, de zonas de comarcas, de pueblos, e incluso de familias, quizás en esto último, en la tradición familiar tengan razón. Pues al no tener la posibilidad de transmitir por escrito las experiencias, no tenían más remedio que hacerlo por el medio oral. Pero en el seno familiar solo podían transmitir las vivencias particulares y familiares.

En estos grupos, la música de las seguirillas le ponían las letras de las penas, enfermedades, condenas, muertes, desengaños amorosos etc. De las penalidades colectivas no se atreven los eruditos del cante porque les llevaría en sus investigaciones a conocer la verdad de estas expresiones populares y posiblemente entrarían en contradicciones con sus propias creencias religiosas y políticas. Por eso les resulta más fácil y menos comprometedoras, hacer un descripción genérica del cante con manifestación familiar, desvirtuando la realidad con intereses bastardos. Hablan de la pureza del cante como si esta fuera patrimonio del que inventó un estilo o un palo determinado. Y posiblemente este cantó su pureza, pero no cabe duda que los que vinieron detrás al tener más conocimientos de sus posibilidades físicas y con la ayuda técnica hacen su pureza. Hoy no es difícil oír aquello de : Hoy se canta se toca y se baila mejor que antes. Los conocimientos de las funciones del diafragma para el cante, las articulaciones para el toque y la musculación para el baile, han hecho posible una mayor perfección de este arte flamenco, sin olvidar los arreglos musicales. También en la vocalización del cante hay que decir o desgranar su significado. Hoy la sociedad ante un sistema más libre y democrático demanda más claridad en las expresiones culturales. Ante esta forma de cantar, los puristas en sus disertaciones eruditas, ocultan el motivo principal del cante, como es ; lo que se dice.

Prosas recuperadas de la Yenwua D`Alyamia

No`an robao la tierra,
borraö lö rekuerdö,
farseao la ëttoria
Ëttruio lö suniö,
oi semö apatridä
perdiö en un desierto,
de leyenda i mitö
de mentira i ensueniö.
A`la wuerwa d`er podë
no`an imbitao a` mi pueblo,
puë er xasse de lakayo
de mendiwo i pordiosero.
¿porke kien xue principe
a` de serví a otro duenio?
¿porke er duenio de`la kassa
ë tratao kom`un sierbo?
No kiero së komo tu
ni xasse mio tu rekuerdo,
ni bëttirme kon tu ropa
ni imitar tu assento.
Tesoro iö no`e pedio,
ni`oro, ni terciopelo
tan solo ke me réppeten
i réppeten a`mi pueblo.

///sigue///

El Puerto, 26 de marzo de 2.011


 

 

 

Deja un comentario

Archivado bajo flamenco